MENU
patatas diabetes gestacional

Consumo de patatas y diabetes gestacional ¿relación?

15 de enero de 2016 • ALIMENTACIÓN, DIABETES GESTACIONAL

Un mayor consumo patatas durante el embarazo podría asociarse con un riesgo de desarrollar diabetes durante el embarazo o diabetes gestacional, concluye un estudio publicado en «British Medical Journal». Los investigadores sugieren que la sustitución de patatas con otras verduras, legumbres (como guisantes, habas y lentejas), o alimentos integrales puede reducir el riesgo.

Las patatas son uno de los alimentos más consumidos en el mundo. Aunque en algunos países se recomiendan su consumo, estudios previos sugieren pueden tener un efecto perjudicial sobre los niveles de azúcar en la sangre debido a su alto contenido de almidón.

En cuanto a la diabetes gestacional se trata una complicación común del embarazo que causa niveles elevados de azúcar en la sangre de la madre y puede conducir a problemas de salud futuros para la madre y el niño. Estudios anteriores han relacionado los alimentos con un índice glucémico alto, una medida de la capacidad de elevar los niveles de azúcar en la sangre, a un mayor riesgo de diabetes gestacional o tipo 2, pero hasta este trabajo, se desconocía el efecto de las patatas, un alimento común con alto índice glucémico, en el desarrollo de la diabetes gestacional.

Así que los investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver y la Universidad de Harvard (EE.UU.) revisaron los datos de 15.632 mujeres que formaban parte del Estudio Nurses Health Study II y que se habían quedado embarazadas durante 1991-2001. Ninguna de ellas tenía diabetes gestacional previa o enfermedad crónica antes del embarazo.

Cada cuatro años, las mujeres rellenaron un cuestionario sobre los tipos de alimentos que habían comido durante el año anterior. En el caso de las patatas, se preguntó a las gestantes si las habían consumido al horno, hervidas o en puré de papas o como papas fritas o ‘chips’, con posibles respuestas que iban desde «nunca» a «seis o más veces al día».

Los investigadores encontraron que las mujeres que comían más patatas presentaban un mayor riesgo de diabetes gestacional. Sustituir dos porciones de patatas a la semana por otras verduras, legumbres o cereales integrales se asoció significativamente con un 9, 10 y 12% menos de riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Después de tomar en cuenta otros factores de riesgo para la diabetes gestacional, como la edad, la historia familiar de diabetes, la actividad física, la calidad general de la dieta, y el IMC, encontraron que un mayor consumo total de la papa se asoció significativamente con un mayor riesgo de diabetes gestacional.

Sin embargo, la sustitución de dos porciones de patatas a la semana con otras verduras, legumbres o cereales integrales se asoció significativamente con un riesgo 9.12% menor. Sin embargo, los autores advierten que debido a que su estudio no fue diseñado para probar la causa y el efecto, sus resultados no demuestran de manera concluyente que el consumo de patata lleva directamente a la diabetes gestacional. Los científicos añaden que sus hallazgos deben confirmarse en otras investigaciones.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

« »