MENU
esposa obesa

Tener una esposa obesa aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

12 de septiembre de 2017 • DIABETES NEWS, HOME

Aunque a priori suene a titular machista, una investigación presentada estos días en la reunión anual de la Asociación Europea del Estudio de Diabetes (EASD) en Lisboa asegura que en personas de 50 años o más, tener una esposa obesa aumenta sustancialmente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Este es el primer estudio para investigar el efecto específico del sexo de la obesidad conyugal sobre el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

La investigación sugiere que la obesidad o la diabetes tipo 2 en una parte de la pareja podría conducir a la obesidad o diabetes tipo 2 de la otra parte debido a los muchos comportamientos de riesgo, como los malos hábitos alimenticios y la poca actividad física.

Hasta ahora, el efecto específico del sexo de los cónyuges más allá del nivel de obesidad de la persona sobre el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 no estaba clara. Estos son los primeros estudios que analizan específicamente estos enlaces.

En el primero de dos estudios, Adam Hulman de la Universidad de Aarhus Dinamarca y sus colegas examinaron la asociación entre la diabetes conyugal y la obesidad con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en 3650 hombres y 3478 mujeres. La incidencia de la diabetes tipo 2 fue identificada a partir de autoinformes o examen.

Los investigadores no encontraron ninguna indicación estadísticamente significativa en general que confirmara que tener un cónyuge con diabetes aumenta el riesgo de diabetes. Sin embargo, el análisis mostró que los hombres con una mujer obesa eran significativamente más propensos a desarrollar diabetes tipo 2. Por el contrario, las mujeres con un marido obeso no tuvieron riesgo de diabetes tipo 2 más allá de su propio nivel de obesidad

En otro estudio, los resultados mostraron que en personas mayores de 55 años, las personas que viven con una personas con diabetes tipo 2 tenían niveles mucho más altos de obesidad en comparación con los que no tenían diabetes.

Los autores dicen: “Este es el primer estudio que investiga el sexo específico y el efecto de la obesidad conyugal sobre el riesgo de diabetes. Tener una esposa obesa aumenta el riesgo de diabetes de un hombre por encima del efecto de su propia obesidad mientras que entre las mujeres, tener un marido obeso no aumenta dicho riesgo más allá de su propio nivel de obesidad”.

Nuestros resultados indican que en la búsqueda de la obesidad en una persona, el cribado de su cónyuge para la diabetes puede ser justificado “.

Reconocer el riesgo compartido entre los cónyuges puede mejorar la detección de la diabetes tipo 2 y motivar a las parejas a aumentar los esfuerzos de colaboración para comer más saludablemente y aumentar sus niveles de actividad.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

« »