MENU
personas entre 50 y 60 años

Confirman que personas entre 50 y 60 años pueden recuperar la juventud de su corazón

11 de enero de 2018 • CARDIO, CONSEJOS, EJERCICIOS FÍSICOS, SALUD Y DEPORTE

Según un reciente estudio publicado esta misma semana en la revista Circulation, las personas de entre 50 y 60 años pueden recuperar la salud de su corazón a través de un programa de ejercicio aeróbico regular y razonable, independientemente del tiempo que hayan estado inactivos. El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, se ha llevado a cabo durante estos dos últimos años, centrándose en personas de entre 50 y 60 años a los que un programa de de ejercicios aeróbicos de alta intensidad lograron disminuir notablemente la rigidez de su músculo cardíaco.

Y es que es necesario recordar que un corazón más flexible significa menos riesgo de insuficiencia cardíaca a medida que uno envejece, ha explicado el investigador principal, el Dr. Benjamin Levine, fundador y director del Instituto para el ejercicio y Medicina Ambiental en el Hospital Presbiteriano de Salud de Texas en Dallas.

La clave para un corazón sano entre los 50 y 60 años es la dosis adecuada de ejercicio en el momento correcto. Un estilo de vida sedentario entre los 50 y 60 años aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, permitiendo que el músculo del corazón reduzca su tamaño y se endurezca.

Según este grupo de investigadores el ejercicio ocasional, dos o tres días a la semana, simplemente no es suficiente para preservar la juventud de la estructura del corazón. Eso no quiere decir que no tenga beneficios, pero estos nos son suficientes para preservar la juventud del corazón.

Levine y sus colegas reclutaron a 61 personas entre las edades entre los 50 y 60 años que estaban sanos, pero con un estilo de vida sedentario. Estos voluntarios fueron asignados a dos grupos diferentes. Un grupo estuvo durante dos años con un entrenamiento que incluía cuatro a cinco días de ejercicio cada semana, mientras que el otro grupo hizo yoga de forma regular y ejercicios de levantamiento de pesas.

Los investigadores aliviaron el grupo de ejercicio en su rutina durante el primer par de meses para evitar lesiones, dijo Levine, pero con el tiempo los participantes adoptaron una serie regular de ejercicios que incluyen:

El entrenamiento del primer grupo consistía en dos días con intervalos de alta intensidad, es decir, ejercicios en los que una persona trabaja tanto como sea posible durante cuatro minutos, y después se pasa tres minutos de recuperación activa, cuatro veces seguidas. Un día de ejercicio de intensidad moderada a largo: Al menos una hora de permanencia en alguna actividad que eleve el ritmo cardíaco, ya sea baile, bicicleta o caminar a paso ligero. Y uno o dos días con 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada.

Dos años más tarde, el grupo de ejercicio constante tenía notablemente más corazones juveniles que el grupo que fue sin hacer ejercicio aeróbico regular.

“Es mi receta para la vida”, dijo Levine. “El ejercicio físico tiene que ser parte de su higiene personal, como lavarse los dientes o tomar una ducha o cambiarse de ropa”

Aquí está el artículo original: http://circ.ahajournals.org/content/early/2018/01/03/CIRCULATIONAHA.117.030617

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

« »