MENU
los desayunos saludables de El Granero Integral hábitos saludables

5 hábitos saludables en diabetes y 5 claves para conseguirlos

19 de Abril de 2017 • BIENESTAR, HOME, VIDA SALUDABLE

Introducir en nuestro día a día hábitos saludables es básico para sobrellevar de la mejor manera posible la diabetes y maximizar el control glucémico. La forma en la que se establecen esas rutinas y se confeccionan esos planes de futuro a veces son igual de importantes que su puesta en marcha.

En general, la diabetes bien controlada favorece la adquisición de una serie de hábitos saludables que mejoran la vida de las personas, a través por ejemplo del mantenimiento de una alimentación sana o de la práctica regular de ejercicio. Ambas son las principales peticiones que los médicos realizan a sus pacientes para que el control de la diabetes sea óptimo, independientemente de que sea una persona con diabetes tipo 1 o tipo 2.

Según los expertos consultados por Canal Diabetes es fundamental que la persona adquiera una serie de hábitos saludables para mantener su calidad de vida a lo largo de los años o si fuera necesario para mejorarla. Entre esos hábitos saludables, destacan;

1) Una alimentación adecuada. Dicha alimentación debe arrancar por la mañana. Como nos proponen desde los desayunos saludables de El Granero Integral, estos deben comenzar por líquidos y después sólidos para asentar los alimentos en el estómago. Deben ser variados y programados. 5 o 6 comidas al día, en poca cantidad y variadas marcarán un correcto aporte de energía.

2) El Ejercicio Físico de forma regular. Para alcanzar hábitos saludables en materia deportiva, las personas han de tener suficiente activación y energía, unos objetivos claramente marcados y la capacidad y disposición de emplear dicha energía durante un periodo de tiempo lo suficientemente largo como para poder alcanzar la meta personal fijada.

3) El control de la enfermedad. Sabemos como publicó Dani Royo en su blog diabetes tipo 1 hace unos meses, que una persona con diabetes toma al año unas 9000 decisiones que tienen que ver directamente con su salud. Es necesaria la mejor información para el correcto manejo de una enfermedad crónica e individual como la diabetes. Más del 90% de las decisiones en diabetes son tomadas por la persona con diabetes.

4) La prevención de las complicaciones de la diabetes. En relación a esto, partiremos de la idea de que la diabetes es una de las pocas enfermedades crónicas que, bien llevada, puede acompañar a una persona hasta el final de sus días sin afectar demasiado a su calidad de vida. Siempre que esté bien controlada, no produce síntomas ni molestias de ningún tipo. En su día publicamos los beneficios de tener diabetes, que pese a su chocante título confirma que la diabetes puede ser un acicate para desarrollar hábitos saludables.

5) Y por supuesto, la actitud positiva ante la enfermedad. Este es, sin duda, un gran argumento que nos puede servir para producir comportamientos saludables y que muchas veces es descartado. La predisposición psicológica de la persona con diabetes debería ser considerada también un hábito saludable nada despreciable.

Las 5 claves para conseguir los hábitos saludables

Vamos a tener que tener en cuenta que los primeros días necesitaremos una fuerte motivación intrínseca y un elevado grado de persistencia. Algunas claves para conseguirlo podrían ser las siguientes:

1. Que las metas sean realistas, no excesivamente complicadas ni demasiado fáciles. Por ejemplo, si la persona se propone salir a correr es importante la sinceridad con uno mismo y que la cantidad y dureza de los entrenamientos sean razonables y progresivos en el tiempo.

2. Que los objetivos que nos marquemos sean medibles, es decir, que uno pueda ir viendo poco a poco sus avances.

3. Favorecer las condiciones favorables para el mantenimiento del hábito. Por ejemplo, en el tema de las comidas, planificar muy bien las compras para que nunca falten aquellos alimentos necesarios.

4. Dedicar tiempo a actividades placenteras para uno mismo, tales como salir con los amigos, leer, escuchar música o ir al cine.

Aceptar las “caídas” de motivación como parte del proceso. Aprender a valorar y celebrar los logros conseguidos. La gran recompensa del alto esfuerzo inicial es que una vez que se afianzan los hábitos saludables sentimos su necesidad desde la misma biología.

Esperamos que la información haya resultado de vuestro interés.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

« »