MENU
diabetes y el cáncer

La diabetes y el cáncer, mayor riesgo y menor supervivencia

3 de octubre de 2018 • DIABETES NEWS, HOME

Tener diabetes está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar una cantidad de cánceres y una peor supervivencia después de un diagnóstico de cáncer. Un contundente enunciado que se ha dado a conocer en la Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) en Berlín. Los datos provienen de un gran estudio observacional que comparó a más de 450,000 personas con diabetes tipo 2 con más de 2 millones controles emparejados durante un promedio de 7 años.

Para los cánceres más comunes, las personas con diabetes enfrentan un 20% más de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal y un 5% más de riesgo de cáncer de seno en comparación con sus contrapartes sin diabetes. A las personas con diabetes ya diagnosticadas con cáncer también les va peor, con una probabilidad del 25% y 29% mayor de morir después de un diagnóstico de cáncer de mama y próstata (respectivamente) que sus pares sin diabetes.

Más de 415 millones de personas viven con diabetes en todo el mundo, lo que equivale a 1 en 11 de la población adulta, y se espera que esta cifra aumente a 642 millones para 2040. Investigaciones previas sugirieron un vínculo entre la diabetes tipo 2 y un mayor riesgo de cáncer . Pero la relación entre la diabetes y el cáncer sigue siendo poco conocida debido a las limitaciones de estudios previos que incluyen: confusión residual, sesgo de investigación, tamaños de muestra pequeños, información autoinformada y causalidad inversa.

Para proporcionar más evidencia, Hulda Hrund Bjornsdottir del Registro Nacional Sueco de Diabetes (NDR), Suecia, y sus colegas examinaron la incidencia de varios cánceres y la mortalidad post-cáncer en 457,473 individuos con diabetes tipo 2 del NDR entre 1998 y 2014, en comparación con 2.287.365 controles emparejados por género, edad y condado de la población general durante un seguimiento promedio de 7 años. Los investigadores ajustaron por una variedad de factores que podrían haber influido en los resultados, incluidos la edad, el sexo, la educación, el estado civil y los ingresos.

Un total de 227,505 personas desarrollaron cáncer durante el período de seguimiento. La diabetes se asoció con 11 de los 12 tipos específicos de cáncer investigados en el estudio.

La diabetes estaba claramente relacionada con un mayor riesgo de cánceres de hígado (las personas con diabetes tenían un 231% más de probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de hígado que aquellas sin antecedentes de diabetes durante el período de estudio), páncreas (119%), útero (78% ), pene (56%), riñón (45%), vesícula biliar y conductos biliares (32%), estómago (21%) y vejiga (20%). Hubo evidencia de que aquellos con diabetes tenían un riesgo reducido de cáncer de próstata (18%) en comparación con sus pares sin diabetes. El riesgo absoluto de 5 años de desarrollar cáncer para los sitios de cáncer destacados en el estudio varió de 0,02% para el cáncer de pene a 1,45% para el cáncer de próstata para las personas con diabetes.

Además, para las personas con diabetes y el cáncer, la mortalidad fue más alta para los cánceres de próstata (29% más), de mama (25%) y de colon (9%) en comparación con sus contrapartes sin diabetes.

Los autores enfatizan que aunque el riesgo relativo de cáncer aumenta después de la diabetes, el aumento absoluto del riesgo es bajo. “Nuestros hallazgos no sugieren que todas las personas con diabetes continúen desarrollando cáncer en etapas posteriores de la vida”, dice Bjornsdottir, quien dirigió el estudio.

Los hallazgos también sugieren que los cánceres de páncreas y pulmón son un problema creciente en personas con diabetes tipo 2. Durante un período de 10 años, los diabéticos mostraron un aumento 38% mayor en nuevos casos de cáncer de páncreas, un aumento 30% mayor en la incidencia de cáncer de pulmón, mientras que hubo una disminución del 26% en la incidencia de cáncer de útero en comparación con sus pares sin diabetes. Para los otros tipos de cáncer resaltados por los autores, la incidencia se mantuvo similar en personas con y sin diabetes durante el período de estudio.

“La diabetes y el cáncer comparten ciertos factores de riesgo que podrían contribuir a estas asociaciones, incluidas la obesidad, el tabaquismo y la dieta, son ejemplos de posibles factores clave”, dice Bjornsdottir. “Sin embargo, evaluamos la importancia relativa de 14 factores de riesgo recopilados en la práctica habitual y encontramos que contribuyeron muy poco a la predicción del cáncer”.

Ella agrega: “Con el número de personas con diabetes tipo 2 que se duplicó en los últimos 30 años, nuestros hallazgos subrayan la importancia de mejorar la atención de la diabetes”. Llevar una dieta saludable, hacer mucho ejercicio y mantener un peso saludable son factores importantes en la prevención de la diabetes y, además, en la prevención del cáncer. Dado que la diabetes se asocia con un mayor riesgo de cáncer y mortalidad, la importancia de un estilo de vida saludable es más clara que nunca. También es importante que los profesionales de la salud y el público conozcan el vínculo entre la diabetes y el cáncer “.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

« »